Con el poder que nos ofrece la magia blanca, podemos llegar a transformar toda la energía negativa en positiva. Los hechizos y amuletos para protegernos, llevan usandose desde hace muchos siglos ya, y son perfectos para alejar malas vibraciones y energías negativas que pensamos que nos rodean. Hay miles de amarres sencillos que te ayudarán a buscar el bien en muchos sentidos de tu vida: de amor, dinero, salud, belleza… pero vamos a centrarnos en este artículo en los hechizos de protección.

 

Son muchos los hechizos sobre protección que la magia blanca nos ofrece.

 

Amarre de magia blanca para una protección personalizada día a día:

 

¿Qué necesitaremos? Pues bien, para realizar este amarre de protección, sólo necesitaremos un trozo de papel de aluminio, sal gorda, un ajo entero y una hoja de laurel. El ritual empieza colocando los dos elementos, el ajo y la hoja de laurel, sobre un trocito de papel de aluminio y lo envolvemos bien todo junto, añadiendo primero un puñado de sal gorda antes de envolverlo con el papel de aluminio, quedando así un pequeño paquete. Este paquetito, va a ser a partir de ahora tu amuleto, así que te recomendamos que el ajo no sea demasiado grande cuando lo envolvemos, de esta forma podrás guardarlo fácilmente en tu bolsillo o bolso allá donde estés.

 

Hechizo de protección para tu hogar

 

Otro de los hechizos de magia blanca que nos ayudan a protegernos, es este amuleto que vamos a explicar a continuación para que su casa y los que estén en ella, queden bajo protección de cualquier maldad que ande por alrededor de la casa.

Para realizar este amuleto de protección, necesitaremos un plástico (de forma cuadrada de unos 5cm x 5cm), una cuerda o cinta de color verde, azafrán y un poco de esencia de vainilla.

la-magia-blancaUna vez tengamos estos elementos, el ritual es muy sencillo. Deberemos coger el poquito de azafrán y bañarlo en unas gotitas de la esencia de vainilla. A continuación pondremos el azafrán en el centro del plástico y uniremos las cuatro puntas del plástico haciendo así como una pequeña bolsa con el azafrán bañado en vainilla dentro, y lo ataremos con la cuerda verde formando un saquito de protección. Es muy importante que la cinta o cuerda que usemos sea verde, color de la esperanza, armonía. Si puede ser verde agua, color asociado a la protección, mejor. Una vez cerrada la bolsita con esa cinta, colgaremos el saquito en algun lugar de la casa que le de la luz del sol, ya sea en la cocina, salón  o alguna habitación. Repite este amuleto aproximadamente cada tres o cuatro semanas para que su hogar este siempre protegido.