hechizos de magia blanca

Y llegó el momento de hablar de los hechizos de magia blanca para curar/sanar dolores y enfermedades, tanto nuestras como enfermedades ajenas.

Hechizo para curar enfermedades de otros

Antes de empezar, es importante aclarar que este hechizo debe hacerse una tarde de luna creciente para que tenga mucha más eficacia. Al realizar este amarre de salud, necesitaremos tener a mano seis velas de color blanco, un incienso de olor suave con su correspondiente quemador y una hoja de laurel.

Vamos a empezar colocando las velas  blancas en el suelo (en un sitio seguro, obvio) formando un círculo. En el medio justo de éste, vamos a colocar la hoja de laurel junto con el cono de incienso. Una vez hecho esto, con voz calmada y transmitiendo paz a modo susurro, diremos alto y claro los siguientes versos: ‘Que la salud de – (diremos el nombre de quien queremos sanar) sea un poco mejor que ahora o que por lo menos no vaya a peor, líberale de esa terrible enfermedad’ Espera hasta que el incienso se termine del todo, pensando el esa persona a la que quieres sanar mientras disfrutas del silencio, la paz y el aroma del mismo. Este hechizo de salud tiene una alta efectividad, pero siempre depende del nivel de enfermedad contra el que estamos luchando.

 

Hechizo para conservar una buena salud.

En este caso, el hechizo de magia blanca que vamos a describir, es más senzillo y tiene mayor eficacia ya que se trata de hacerlo cuando estamos bien de salud, simplemente para que no nos pongamos malos y/o que nos sintamos con buena salud siempre.

Necesitaremos una navajita o cuchillo pequeño, una vela blanca otra azul clarito y una tercera rojo vivo. Empezaremos escribiendo nuestro nombre en las tres velitas usando la navaja o el cuchillo pequeño, o cualquier objeto punzante que nos sirva. Colócalas en el suelo formando un triángulo y las vas enciendiendo una a una. Al prender la blanca, diremos alto y claro ‘esta vela me va a proteger de las enfermedades’, al prender la vela roja dirás ‘con esta otra aumentaran mis fuerzas’ y, finalmete, cuando encendamos la azul clarita susurraremos ‘y con esta última, me traerá siempre buena salud’.

Pasados unos días, notaras una vitalidad en ti diferente, más luz, más energía. Realiza este hechizo de magia blanca para la salud cada vez que te encuentres desanimado o sin fuerzas, pero sobre todo, es imortante creer en lo que se esta haciendo.