amarre con menta
Otro de los elementos muy usados en nuestros hechizos de magia blanca para atraer el amor, es la deliciosa menta. Esta hierba de olor caracterisitco y fácil de encontrar en cualquier tienda también nos puede ayudar a encontrar el amor de nuestra vida.

Para realizar este hechizo con menta vamos a necesitar lo siguiente: Menta (por supuesto!) un bol o recipiente donde podamos quemar papel, papel y lápiz, una vela roja pasión, una botella vacía pequeña de plástico, un encendedor o cerillas y agua.

El primer paso, como en mushos otros amarres ya explicados en esta página, vamos a escribir el nombre de aquella mujer u hombre que queremos enamorar locamente. Lo haremos con letra grande y clara cinco veces alrededor del papel, sin importar mucho el orden o donde lo escribamos.

Después vamos a cortar ese papel en pequeños pedacitos con nuestras manos, sin utilizar tijeras. Asegúrate que quedan trocitos muy pequeños, no pasa nada si partimos el nombre varias veces, y luego lo metemos en ese recipiente o quemador.

 

Seguidamente haremos lo mismo con las hojas de menta. Cortaremos en pedacitos muy pequeños las hojas de menta y las echaremos al bol con los trozos de papel, mezclandolo todo a la vez que nos concentramos en esa persona que queramos atraer. Luego encenderemos la vela de color rojo pasión con las cerillas y a su vez echaremos una cerilla ardiendo a ese cuenco con la menta ya mezclada con los papelitos del nombre de esa persona. Concentrandonos aún, diremos la siguiente oración en voz alta y clara:

‘Menta dulce menta amarga, haz que mi ser amado a mis brazos caiga’ dos veces seguidas mientras va quemando la mezcla.

Haz este conjuro en un lugar seguro y sobre todo ten cuidado de no quemar nada cuando echéis la cerilla encendida en el bol. Es importante que el papel quede bien quemado y podamos recoger las cenizas.

Ahora el último paso, y de los más importantes, es rellenar una botella vacía de agua templada y echar las cenizas en esa botella ya con agua y mezclarlo bien sacudiendo esa botella. Recuerda que la vela todavía debe de permanecer encendida mientras estáis terminando el proceso.

Cuando la botella esté ya bien mezclada, volveremos a recitar dos veces esa oración y a la vez añadiremos las últimas hojas de menta fresca, para darle un toque fresco a esa ‘poción’ por así llamarlo, y dejaremos la vela encendida al lado de esa botella hasta que se consuma, cerca de una ventana para que pueda correr el aire fresco alrededor de esa botella.

 

Cuando la vela se apague, trata de llevar siempre esa botella en el bolso cuando vayas a reunirte con esa persona especial, sin que esta se entere de lo que llevamos en él, como si de un amuleto de la suerte se tratara.

Puede servirte durante 21 días, y luego deberás deshacerte de él y volver a empezar el proceso si la anterior mezcla no funcionó. En ese caso, recuerda que para la próxima vez deberás concenrarte aún más en esa persona amada cuando estes haciendo la mezcla o recitando la oración.