El tarot, es un mazo de cartas mayormente utilizadas para poder interpretar los hechos pasados presentes y sueños futuros.

Los orígenes del tarot, aparecen en el siglo XV, se asocia al duque de Milán, Filipo María Visconti la baraja más antigua, conservada hoy en día en la biblioteca de la Universidad Yale. Por otra parte algunos autores afirman que los gitanos promovieron el tarot viajando por países europeos, se comenta que el tarot consiguió sobrevivir al seguimiento constante de la inquisición, consiguieron escabullirse de la hoguera y poder llegar a nuestros días.

Hay quien comenta que las cartas son usadas para entender situaciones presentes y consultar lo que nos pueda deparar el futuro.

El método más conocido y utilizado es el de las tiradas que consiste en dar vuelta a un número de cartas e interpretarlas, la tarotista le dará significado a cada una según la posición y su significado.

Para leer las cartas de tarot comenzaremos mezclando muy bien las cartas y concentrándonos en la pregunta en la que estemos interesados, se tiran las cartas colocándolas según la estrategia  que hallamos elegido, un ejemplo sería una tirada básica tres arcanos , presente pasado y futuro.

Debemos elegir que cartas vamos a usar y siempre estrenaremos unas para nosotros no debemos usas utilizar cartas ya usadas.

Existen muchas tiendas especializadas donde te informaran y podrás comprar un mazo nuevo, si te parece podrías empezar por las de Marsella, como te digo siempre podrás pedir información, estarán encantados de ayudarte.

Una cosa muy importante es consagrar las cartas, hay diferentes métodos, vamos a repasar alguno.

COMO CONSAGRAR LAS CARTAS DEL TAROT

tirada de tarot

Una  manera seria de las más sencillas y populares solo necesitas al irte a dormir poner el mazo de cartas de tarot bajo tu almohada, las recargaras de energía.

Otra forma de consagrar las cartas seria al aire libre. Comenzaremos el ritual un día de luna llena, esparciremos todas las cartas en un espacio donde les llegue la luz del satélite y las dejaremos toda la noche, a la mañana siguiente ya podremos recogerlas evitando que sean alcanzadas por los rayos del sol.

Podemos también purificar nuestro mazo de cartas de tarot con incienso, pino romero o cualquier hierba purificadora que tengas a mano. Quemaremos incienso y pasaremos carta por carta por el humo pensando YO TE PURIFICO.

En este caso, purificaremos nuest

ras cartas en un lugar en el que estemos tranquilos, pondremos en la mesa un mantel blanco y a continuación todas las cartas en forma de mazo. Dirigiremos nuestra mirada hacia el norte,  añadiremos una varita de incienso y una vela blanca. Cerramos los ojos durante algunos minutos y respiramos profundamente. En voz baja y relajada diremos estas frases.

En sintonía con las fuerzas de la naturaleza y de toda la creación, en el nombre de la bondad y del amor, pido que estas cartas sean purificadas. Os purifico oh cartas en el nombre de la justicia y de la sabiduría y que todo esto esté dirigido hacia el bien y a lo espiritual.

También hay gente que utiliza sus propias maneras de consagrar, cada uno busca la forma que le venga mejor. Lo más importante es que creas en lo que estás haciendo. Da igual de qué color sea la vela que uses si no en lo que tú creas que te sirva de ayuda al encender esa vela.

Hay un par de cosas que debes de tener en cuenta cuando tengas tu mazo consagrado,. Es muy importante que las cartas también se empapen con toda la tuya.

Terminado ya el trabajo de consagración las envuelves en un trapo negro y las metes en un saquito del mismo color, durante unos días las llevas contigo. Recuerda son personales, solo para ti.

No gracias!
No gracias!