En muchas ocasiones hemos necesitado aquellos objetos llamados ‘amuletos‘ para protejernos de todos los miedos que nos rodean o fuerzas que no somos capaces de afrontar.   Antiguamente, los amuletos para el mal de ojo y otros amuletos generales, se guardaban en las casas para así neutralizar la energía negativa que entraba en casa y la magia negra.

En cuanto a la protección para el mal de ojo, nos referimos a aquellos amuletos que nos protejen todas aquellas veces que sentimos que algo o alguien nos ha quitado toda nuestra energía positiva, rodeándonos de personas negativas o incluso cuando alguien te mira con algún tipo de envidia o te admira de una forma insana y o superficial, es cuando podemos sentirnos físicamente y anímicamente mal, debilitados por su presencia y sin ganas de hacer nada.

Estas personas que sienten envidia hacia nosotros y que puedan tener algunos pensamientos negativos hacia nosotros, van a existir siempre y no todas las veces nos damos cuenta que estan cerca nuestra, así que es mejor tener siempre un amuleto contra el mal de ojo o simplemente contra las malas vibraciones y/o envidias que puedan afectarnos directamente de otras personas hacia nosotros.

 

amuleto mal de ojo para alejar a esas personas de nuestras vidas o por lo menos de nuestro hogar, es lo más sencillo del mundo y es un ritual muy atiguo: Echarar sal deltante de nuestra puerta de entrada, justo en el suelo delante de la puerta para alejar esas malas vibraciones y la gente envidiosa que viene a nuestras casas. Es la forma en la que antiguamente en Europa se alejaban del mal de ojo.

 

En otros países como por ejemplo en Turquía, tenemos el famoso ojo azul en cristal. Seguro que lo habeis visto muchas veces y sabeis de lo que estamos hablando. Lo más típico es colgarlo en las puertas delanteras de la casa haciendo la misma función que la sal en el suelo en Europa. También se han visto muchas veces colgados en las paredes sin más o como llaveros.

Por ejemplo también los romanos, antiguamente, colgaban un tipo de colgante protector llamado ‘ampollas’ en los bebés cuando nacian para evitar desde muy pequeños el mal de ojo, ya que la creencia del mal de ojo en Italia en la época romana era muy fuerte, tanto que incluso los niños que nacian en familias ricas, tenían esos collares hechos de oro.

 

Otros amuletos contra el mal de ojo y protecciones varias

A continuación vamos a nombrar otros amuletos utilizados actualmente para prevenir el mal de ojo y otras protecciones como las envidias y maldiciones de magia negra.

 

  • Una corona de gramo colgada en alguna parte de tu hogar.
  • Plantar una planta de albahaca y dejarla justo en la entrada de tu casa. Es ideal para aquellos que tengais una buena entrada o un jardín delanteroñ
  • Para la protección de tus vecinos, un buen amuleto es mojar las cuatro puntas de un pañuelo en resina de pino y llevar ese pañuelo contigo siempre, atado en la cabeza o donde más te guste
  • Las flores como por ejemplo el jazmín o la flor del fardo, son ideales como portadora del amor. Lleva siempre contigo algunos pétalos y el amor siempre estará cerca de ti.
  • Colgar en la puerta de entrada una corona hecha con ramas y hojas también es un buen amueleto para alejar las envidias que nos invaden.